Tal Cual Soy

espejo

Todos tenemos una imagen de uno mismo, buena o mala; pero, cualquiera que sea esa imagen afectará tu comportamiento, actitudes, productividad, y en última instancia, tu éxito y felicidad en la vida.

¿Cuál es el concepto que tienes de ti?

La verdad es que cuando no nos miramos bien, cuando no tenemos un buen concepto de nosotros, se va a notar y lo que proyectaremos será;

  • Un subí baja en nuestras emociones
  • Estaremos muy enfocados en la apariencia física y en todo lo que salga de moda para no quedarnos fuera de la tendencia
  • Haremos todo lo posible para buscar tener muchos LIKE en las redes sociales, pues eso significa que me aceptan, que me miran
  • Seremos muy selectivos con nuestras amistades, pues si sobresalen más que nosotros, nos pueden dejar a tras; así que mejor cambiamos de amigos
  • Y obvio que no estaremos de acuerdo con Dios pues estaremos cuestionando todo ya que nuestro autoconcepto es el adecuado.

 

Pero como cambiar todo eso, pues empezando por el principio

Dios nos dice en Romanos 12:3

Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

Es necesario aceptar la verdad de Dios y empezar a vernos como ÉL nos ve, ni más ni menos, n la justa medida; y esto nos llevará a dejar de mirar lo de afuera, a dejar de comparar lo que somos y tenemos con lo que los demás son, proyectan o tienen.

APLICACIÓN TEOTERAPICA

Empecemos a apropiarnos de creer y vivir lo que Dios nos dice en Su Palabra, quitemos todo lo que está en nuestro corazón que no nos ayuda y limpiemos nuestros pensamientos también.

Es tiempo de vivir como Dios quiere que vivamos amándonos en la medida justa.

Nadie nos va a aceptar sino nos acetamos primero nosotros.