Más Que Cansancio

cansancio

Todos en algún momento hemos anhelado con ansias que llegue el fin de semana, o las vacaciones; pues el trabajo y sus responsabilidades, nos puede a ver saturado, y hasta llegar a pensar que estamos muy estresados por todo lo que venimos realizando.

¿Pero será esa la solución? Muchas veces nuestro error es buscar descansar del estrés diario distrayéndonos con algún entretenimiento, o haciendo ejercicio u otro tipo de actividad. Esto no es necesariamente malo, y lo podemos hacer para relajarnos un poco. Sin embargo, aquí estamos hablando de otro tiempo, un tiempo intencional para estar con Jesús, para dejar los quehaceres y las preocupaciones como Marta, y más bien descansar a sus pies como María (Lucas 10:38-42)

ESTAR CON JESÚS, ES TAMBIÉN DESCANDO

En el pasaje de Marcos 6:31 vemos como llega la invitación del Señor Jesús a ser intencionales y apartarse de la gente y sus necesidades en ciertos momentos. Sin embargo, el propósito de esto no solo es el de desconectarse para recargar baterías, energía emocional, tomar un respiro para luego regresar al trabajo. La invitación del Señor es a estar con Él.

 

  • Dejando el mayor problema, nuestra autosuficiencia
  • Renovando nuestra confianza plena en Su Palabra, su Espíritu, y sus promesas.
  • Entregando cada carga a Él (Mateo 11:28).

 

APLICACIÓN TEOTERAPICA

No hay nadie que no se sienta cansado de sus actividades en algún momento de su día a día, las cuales no siempre podemos postergar o dejar. Las buenas noticias para ti y para mí son que esta realidad, puede cambiar.

Cuando nos apartemos para venir con Él y para venir a Él, experimentaremos una vez más no solo la comunión con el Padre, sino también su provisión para nuestra alma cansada.

Piensa en esto y encuentra tu descanso en Él.