Dios Definió Tu Identidad Sexual

identidad_jun

“Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos”. (Génesis 1:27-28)

Dios te ha dado un sexo biológico, es decir Dios definió ya tu sexo femenino o masculino. No es una equivocación que hayas nacido con las características sexuales que posees, el diseño que tienes es perfecto.

Cuando una persona escoge conducirse contrariamente al diseño divino y al propósito que Dios le ha dado, decidiendo ser homosexual o adquirir cualquier género de desvío sexual, va a generar sentimientos de culpa, e irrealización, y esto no es generado por el Padre de la bondad, sino por el padre de las tinieblas.

Libertad es actuar sabiendo que hay límites que tenemos que cumplir y el no hacerlo nos trae consecuencias.

La Biblia nos dice claramente en 1 Corintios 6:9-10: “No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los homosexuales, ni los afeminados heredarán el Reino de Dios”.

Dios respeta nuestra voluntad, pero si nos invita a dominar pasiones desordenadas por medio de Cristo, y a ser justificados por su sangre preciosa.

La sexualidad establecida por Dios, hay que considerarla como algo santo porque es un don de Dios, es una fuerza creadora de satisfacción, de fecundidad, ternura, y belleza.