Éxito Vs. Fracaso

dinero

“Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”.

1 Timoteo 6:10 

  • Un hombre de negocios quiere realizar las mejores y más rentables transacciones comerciales.
  • Marido y mujer quieren amor y afecto mutuos.
  • Los padres quieren obediencia.
  • Un niño desea seguridad y amor.
  • Un joven quiere ser popular y tener miles de seguidores.
  • Un vendedor quiere abundantes clientes para su negocio.
  • Un jefe quiere lealtad, producción, cooperación.

 

Todos en el mundo buscan obtener por cualquier método el ÉXITO 

No todos recurren a la verdadera fuente del éxito:

“Te ruego, oh Jehová, esté ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, quienes desean reverenciar tu nombre; concede ahora buen éxito a tu siervo, y dale gracia delante de aquel varón. Porque yo servía de copero al rey”. (Nehemías 1:11) 

Cuando se recurre a las propias fuerzas u otras fuentes que no sea el Señor y su palabra, seguramente llegan los tropiezos. Los propios límites, las actitudes equivocadas con respecto al dinero y hasta las relaciones interpersonales van directas al fracaso. 

Con el Señor somos más que vencedores y llamados a vivir de Gloria en Gloria y de Victoria en Victoria. Estamos llamados al Éxito.