Comunicación Sexual Con Libertad

comunica_sexual

“Todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso. El esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro” (Hebreos 13:4ª.) 

La norma del Señor en cuanto a la pureza y a la libertad sexual es clara e inalterable, hay libertad siempre y cuando esté dentro del Matrimonio.

El sexo es bueno, y fue parte de la creación de Dios (Génesis 1:31). El sexo está diseñado para proveer placer y satisfacción, tanto al hombre como a la mujer se les ha dado el regalo de poder experimentar el placer y el disfrute con libertad, pero dentro del compromiso matrimonial.

También la intimidad sexual entre el esposo y la esposa es hermosa y es ordenada por Dios para la procreación de los hijos, perpetuando así generaciones de bendición.

Por esta razón no permitas que los medios de comunicación, ni tus amistades, ni otras personas te persuadan a pensar que la intimidad sexual antes del matrimonio es libre y aceptable. No lo es. A la vista de Dios es pecado.

La relación sexual libre y dentro del Matrimonio. Te protege del daño espiritual y emocional que resulta el compartir la intimidad sexual fuera del matrimonio; además, te protege de enfermedades nocivas, te ayuda a estar seguro de ti mismo y a ser verdaderamente feliz y realizado.