OREMOS
Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela...

VISIÓN: JERUSALÉN

“Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.”
Génesis 12:7

ESTRATEGIA: CONSOLIDEMOS

“ ¡Tierra, tierra, tierra!, oye palabra de Jehová.”
Jeremías 22:29

SEPTIEMBRE 2022

TIERRA DE SUEÑOS Y REALIDADES

Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres.

Deuteronomio 6:3

El lugar que Dios prometió a Israel no era un desierto, sino una tierra prospera, fértil, una tierra que fluye leche y miel, una zona bendita, donde todas las necesidades del pueblo que Dios había sacado de esclavitud, serian cubiertas.

Algunos no pudieron siquiera ver este regalo de parte del Señor, por su mala actitud, no obedecer al mandato de Dios.

En la actualidad, sucede algo similar con el pueblo de Dios, el no querer sujetarse a lo que Dios nos llama, a obedecer su palabra, amarla, ponerla por obra. Sin embargo, cuando disponemos nuestro corazón al llamado de Dios, podemos disfrutar en nuestra vida de una tierra de sueños y realidades.